Última Hora

La necesidad de contar con una forma efectiva de evitar el contagio de Covid-19 mediante la saliva, impulsó a una empresa costarricense a crear caretas.

Pero, en el proceso de crearlas, detectaron que había una población sin atender.

De esa forma la empresa decidió que por cada 10 caretas fabricadas donarían una para  obras de beneficencia.

Y recientemente entregaron 48 artículos de protección para recién nacidos del Hospital México.

La idea de la empresa es donar más caretas a otros centros médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), sin embargo, hasta ahora solo han podido contactar a los encargados del Hospital México.