Última Hora

La fiscala general Emilia Navas declaró sin lugar el recurso de apelación presentado por la exfiscala subrogante Berenice Smith y con esto hizo oficial su destitución del Poder Judicial.

El Ministerio Público confirmó la destitución de Smith desde el pasado 7 de febrero, cuando se adoptó finalmente la recomendación del Tribunal de Inspección Judicial de revocar el nombramiento de la exfiscala.

En contra de Smith se mantiene una causa penal abierta junto al alcalde de San José Johnny Araya y el exmagistrado Celso Gamboa por el presunto delito de tráfico de influencias.

Por esa causa los tres irían a juicio el 22 de enero anterior, sin embargo, un dictamen médico presentado por la propia exfiscala aseguró que no se encontraba en condiciones de afrontarlo.

Ese juicio aún no ha sido reprogramado.

A Smith y Gamboa se les acusa de haber eliminado el nombre de Araya de una causa por el delito de influencia contra la Hacienda Pública en el cual aparecía como imputado en 2016, esto con la aparente intención de no afectar su elección en la alcaldía josefina.

Además de esto Smith ya había sido señalada en 2017 por desestimar la causa por tráfico de influencias contra los entonces diputados Otto Guevara y Víctor Morales Zapata, ambos en relación con el caso del “cementazo”.

La exfiscala, actuando como fiscala general pues Jorge Chavarría estaba fuera del país, alegó que no había prueba suficiente para sustentar la acusación, una afirmación que posteriormente fue contrariada por el OIJ.

En 2019, en medio de ambos escándalos, Smith solicitó jubilarse de manera anticipada y para ello pidió que se le reconocieran seis años que laboró en Guatemala, una decisión que fue avalada por el presidente de la Corte Suprema de Justicia Fernando Cruz y que posteriormente fue investigada por la propia Fiscalía.