Última Hora

A raíz de los últimos hechos violentos ocurridos en carretera, donde algunos conductores se van incluso a los golpes por algún altercado, el director de la Policía de Tránsito, German Marín, hace un llamado a la calma para evitar situaciones lamentables o que terminen en la vía judicial.

“Existen momentos en que los conductores entran en un estrés, una tensión y tienen la mala decisión de resolverlo de forma violenta, ese tipo de cosas, tengan que ver con las presas o no, lo conveniente es mantener la calma", dijo Marín.

"Sabemos que existen presiones de diferentes tipos en el día a día, en el cotidiano vivir, nuestro mundo es más acelerado y debemos comprender que no podemos llevar esas presiones y pretender resolverlas en carretera”, agregó el jerarca.

El funcionario compara los acontecimientos violentos en carretera con el llamado "efecto Tribilín", haciendo alusión a la caricatura de Disney (Goofy).

“Es importante rescatar que los conductores deben hacer la valoración, a la hora de estar frente al volante se debe hacer de la forma más tranquila, más calma, comprender que el conducir es una responsabilidad y no es el lugar o el punto donde debamos de modificar nuestra conducta y remontarnos a aquella época de la caricatura de Tribilín, donde este conductor se ve un ciudadano serio, responsable, formal, pero Tribilín cambiaba a la hora de estar frente al volante.

“Algunos conductores enfrentan este fenómeno, este cambio conductual y tienden a estallar ante la presión en carretera, que no solo le ocurre ahí, ocurre en otros escenarios, pero es más cotidiano y recurrente al conducir, muchos conductores que tienden a sentirse molestos o fastidiados cuando ocurre alguna situación en las vías públicas”, añadió Marín.

Según el director de la Policía de Tránsito, es importante comprender que hay una responsabilidad con vidas de por medio y que estas pueden, eventualmente, comprometerse.

“El consejo es que si sabemos que estamos enojados, molestos, disgustados, si soy un conductor que me irrito con facilidad, entonces no debo estar bajo la responsabilidad de conducir, debo tomar decisiones de respiro, debo tomar decisiones de espacio, debo de comprender que si soy tan vulnerable pues evidentemente esto puede salirse de control y lamentablemente hemos visto en el pasado algunas otras situaciones complicadas en carretera, la idea es no repetir estos escenarios, sino tomar nosotros las decisiones más sabias con ambos conductores y no entrar en discusiones”, aclaró.

El último hecho de violencia en carretera ocurrió la tarde de este lunes sobre Ruta 1, cuando el conductor de un tráiler se baja de este y la emprende a golpes contra otro chofer que estaba dentro de un vehículo liviano.

“La idea es estar pacífico, quedarnos tranquilos, serenos en el automotor, aunque no sea fácil tomar esa decisión de calmarnos, cerrar nuestras ventanas, no entrar en discusiones, entrar en calma y ver que se deben arreglar las cosas de forma educada, decente, con una conversación, escuchar música, no entrar en dificultades con demás usuarios, no caer en provocaciones.

“Recordemos que el manejar es una responsabilidad y el conducir es llevarnos de forma segura del punto A al punto B”, concluyó Marín.