Última Hora

Dos cruzrojistas costarricenses reciben la más alta distinción internacional que puede recibir un enfermero.

Se trata de Carolina Soto Villalobos y Christopher Calderón Bailey.

Ella es voluntaria de la institución desde hace 18 años y funge como coordinadora regional de voluntariado en Puntarenas.

Él cuenta ya con 20 años y es destacado por el servicio que brinda en emergencias y rescate.

Carolina y Christopher reciben la medalla "Flores Nightingale", la más alta condecoración para un enfermero otorgada por el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Es un reconocimiento a la valentía y a la entrega para atender a los heridos y enfermos.