Última Hora

El Ministerio de Justicia y Paz confirmó cuatro casos de COVID-19. Los contagiados son dos privados de libertad y dos funcionarios de la institución. 

Dos diagnósticos corresponden al Centro de Atención Institucional (CAI) Carlos Luis Fallas, en Pococí. Ahí se enfermaron dos hombres que salieron a diligencias judiciales el miércoles 1° de julio. 

"Tras su regreso, tal y como se estableció en los Lineamientos Generales para el Manejo del COVID en Centros Penitenciarios, quedaron en aislamiento en un espacio lejano a los módulos", informó Justicia.

“Estas personas no han tenido contacto con el resto de la población penitenciaria”, aseguró la viceministra de Gestión Estratégica, Diana Posada.

El otro caso es el de una funcionaria del CAI Jorge Arturo Montero, en San Rafael de Alajuela (La Reforma) y el último es de un trabajador de oficinas centrales, en San José.

“En este caso optamos por enviar a teletrabajo a todos los contactos directos y se les entregó una referencia para que se realicen pruebas en sus Áreas de Salud. También se gestionó la desinfección del edificio”, agregó Posada.

La Reforma

Esta semana, se informó que uno de los módulos de este centro penitenciario permanece en aislamiento por orden del Ministerio de Salud.

Una persona, quien quedó en libertad el pasado 26 de junio, recibió un resultado positivo en la prueba de COVID-19. 

Además, hay un privado de libertad que también se encuentra separado del resto de población tras contagiarse en celdas judiciales. Antes de su llegada a la cárcel, el OIJ comunicó a Adaptación Social sobre su condición y la de otras cinco personas (quienes estuvieron en el mismo lugar).

“La atención de estos casos está prevista en los protocolos que hemos adoptado desde la llegada de la pandemia al país. En este momento, se están aplicando todos los procedimientos y medidas de contención planificadas para evitar, en la medida de lo posible, la propagación masiva en los centros penitenciarios”, concluyó la viceministra.