Última Hora

Tras la muerte de don José Uriel Delgado, mejor conocido como Chepito, quien era el costarricense más longevo del país con 121 años, ese puesto lo ocupa ahora doña Berta Cantillano Cantillano. 

Según datos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), ella nació el 14 de noviembre de 1906. Actualmente tiene 114 años y seis meses. Es vecina de Pueblo Civil, Golfito, en la provincia de Puntarenas.

Tiene cédula que inicia en "8", es decir, es costarricense por naturalización: nació en Rivas, Nicaragua. 

Teletica.com conversó con doña Berta y su hijo José Mercedes Bustos, quien es adoptado, ya que nunca se casó ni tuvo hijos naturales. 

“Me siento muy bien”, aseguró doña Berta tras consultarle cómo se encontraba de salud. 

Hasta el momento, José Mercedes dice que a su madre no le han detectado problemas de salud, más allá de los normales por la edad.

“Nosotros estamos cuidándola, mi señora y yo. Cuando se levanta hay que sostenerla para que llegue al baño, lo que requiere una persona de esta edad”, explicó.

Él y su esposa Seidy Guzmán se dedican por completo, desde hace tres años, al cuido de la súper centenaria. 

“Yo le pido a Dios que me de la fortaleza para seguir atendiéndola a ella y a mi señora. Yo confío mucho en Dios. Ella lo dio todo por mí, hoy lo doy todo por ella y por mi señora”, agregó el hombre de 67 años.

Los tres en la casa ya tienen completo el esquema de vacunación contra COVID-19, enfermedad que hasta el momento no ha tocado las puertas de la casa de doña Berta. 

El segundo más longevo: José Flores Flores

Don José Flores Flores se convirtió, desde la semana anterior, en el segundo tico de mayor edad. Él nació el 11 de julio de 1907: está próximo a cumplir sus 114 años. 

Él mismo contó a este medio semanas atrás que nació en Cañas de Guanacaste, pero ahora es vecino de San Carlos, Alajuela. 

Además de llevar este título, en el mes de abril don José se convirtió en la persona más longeva del país en recuperarse del COVID-19, un caso muy poco común y difícil de explicar entre los expertos.

Ahora solo padece de un problema de sordera y de próstata, ambos atribuidos a su edad. Sin embargo, transcurrió su enfermedad sin ni siquiera ser informado que la tenía y sin síntomas de gravedad.

 “Es la voluntad de Dios que me tiene todavía. Solo Dios sabe que día me puede jalar el mecate”, dijo en una entrevista con Teletica.com. 

Para completar las primeras cinco personas más longevas en Costa Rica, según el Tribunal Supremo de Elecciones, hay tres personas de 110 años, vecinas de San José y Puntarenas.

¿Qué dicen los expertos?

Luis Rosero Bixby, demógrafo, explicó que en esta situación pasa algo similar a lo que ocurrió con don Chepito: no hay suficiente prueba de que efectivamente esa sea su fecha de nacimiento. 

Al ser nacida en Nicaragua, nada garantiza que el registro que se lleve sea correcto. 

"En Nicaragua no hay buenos registros de nacimiento, entonces nunca vamos a encontrar el certificado de nacimiento de ella ni pruebas documentales. Hay duda de cuándo nació", explicó.

Por esta razón, hay más posibilidad de que don José sea, efectivamente, el tico más longevo legítimo. 

Incluso, si las estadísticas de Rosero no fallan, podría ser la persona más longeva a nivel mundial.

"Si fuera cierto de que él realmente tiene esa edad sería el hombre vivo más longevo del mundo porque, de acuerdo a los registros que estuve revisando, el hombre de mayor edad vivo registrado es un español y tiene 112 años", añadió. 

En el caso de este vecino de Pocosol, sí existen documentaciones importantes que se pueden presentar ante organismos internacionales.

"Valdría muchísimo la pena de que con él sí se haga un esfuerzo de ir a esas sociedades que existen de súper centenarios para tratar de que lo incluyan, lo homologuen. Hay documentación sobre él que creo que sí es homologable", concluyó el demógrafo.