Última Hora

El Ministerio de Educación Pública (MEP) avanza en la investigación de 232 docentes que salieron del país durante la huelga, sin embargo, la resolución dependerá de la particularidad de cada caso y la defensa que cada uno presente.

Hasta hoy ya son ocho los docentes despedidos, todos en condición de interinato, pues su proceso es más abreviado, mientras que aquellos en propiedad como es el caso de los 15 directores investigados, su resolución podría dilatar.

“Son distintos casos. Hay que tomar en cuenta que muchos de los docentes se han defendido ofreciendo prueba testimonial, entonces están convocando a audiencias para recibir la prueba y posteriormente a esto los abogados tienen un mes para dictar la resolución final”, comentó Nelly Venegas, jefa del Departamento Disciplinario del MEP.

La funcionaria del Ministerio describió diferentes versiones que presentan los educadores en sus diez días hábiles luego de ser notificados de la falta para presentar los descargos respectivos y así evitar el despido.  

“Una de las defensas que presentan es un dictamen médico extendido por un psiquiatra donde les recomiendan salir del país, o realizar algún tipo de actividad recreativa por un tema de distracción y demás.

“Otros que tenían programado un viaje familiar, que el jefe inmediato les dio permiso de viajar durante equis cantidad de días. Porque tenían que hacerse un examen médico en el exterior entonces aportan alguna factura de algún servicio”, describió Venegas.

El ministro de Educación Édgar Mora aseguró también en conferencia de prensa que recibieron cientos de denuncias por parte de padres de familia y vecinos que observaron a funcionarios supuestamente en huelga vacacionando pero a lo interno del país.

“Son actos censurables, ver a algunos funcionarios en labores que no son de huelga. La huelga no es ausentismo, no es vacaciones, tiene propósitos que el huelguista debería de atender, ejercerse con ética y respeto a la protesta”, aseguró Mora.

Proceso diferenciado.

En el MEP señalan que, pese a que el 90% de los casos ya fueron notificados, difícilmente en lo que resta del año se podría dar una resolución final a todos los expedientes, la cual llevan a cabo 20 abogados del Departamento de Gestión Disciplinaria.

En caso de que el educador se encuentre en interinato, como los ocho despedidos hasta el momento, Villegas detalla que la sanción es un proceso a lo interno del Ministerio y una vez que se emite esa resolución quien firma el despido es el señor ministro, que da por terminado el procedimiento.

En el caso de un docente en propiedad el proceso es más complejo.

“Aparte del que llevamos nosotros a lo interno, una vez que se logra las conclusiones de la investigación disciplinaria y que el funcionario incurrió en la falta grave que se le atribuye, hay que remitir el expediente al Tribunal de Carrera Docente, adjunto al Servicio Civil, que dará una resolución que autoriza al ministro a realizar el despido”, destacó.

En caso de que se dé la exclusión del MEP, los educadores tendrían que esperar hasta tres años o más para volver a reinsertarse en el sector público, todo dependiendo de la gravedad de la falta cometida.