Última Hora

En octubre del 2017, Jessica González recibió a través de sus redes sociales mensajes de un desconocido. Ella nunca se imaginó que el hombre que le escribió, de apellidos Abrego Cubilla, estaría dos años después, en octubre del 2019, forcejeando la puerta de su casa.

Jessica González es una diseñadora de modas, nacida en Cuba y radicada en Costa Rica. Desde hace 10 años impulsa su marca NNIA, con la cual ha participado en prestigiosos desfiles de moda como el Mercedes-Benz Fashion Week. También trabajó como modelo hace unos años y ahora también se dedica a ser DJ.

La primera dama, Claudia Dobles, luce un atuendo de Jessica González durante el Mercedes-Benz Fashion Week.

Precisamente por su recorrido y trabajo como diseñadora fue que el hombre logró dar con su dirección. 

“El sujeto me encontró a mí en las redes sociales. Es un completo desconocido, ningún amigo en común, ni expareja, ni nada. Él logró dar conmigo por mi trabajo, me acuerdo que llegaba a mi lugar de trabajo con cartas, con bombones y con flores. Uno al inicio dice 'bueno, es un enamorado' pero luego, cuando empezó a llegar todo el tiempo a buscarme y a ser insistente... uno dice 'esto está raro'. Eso fue hace cuatro años. En aquel entonces yo pensaba, 'bueno, ya seguro se pierde', pero la cosa, por supuesto, se fue empeorando con el tiempo porque él empezó a buscarme donde yo vivía”, contó González a Teletica.com.

Durante estos últimos cuatro años, Jessica ha vivido lo que ella describe como “una historia de terror”. Dice que tiene miedo de salir de su casa sola, de caminar por las calles o de llevar una vida social normal porque su acosador podría estar al "acecho".

“El tipo llegó un domingo en la noche a mi residencial privado y se enganchó a la premisa de que había una fiesta en el condominio. Le dijo al guarda que iba para la fiesta, el guarda, muy 'chapa', lo dejó pasar y él se vino directo a mi casa. Subió las gradas, llegó al pasillo que lleva a mi residencia y empezó a forcejear la puerta de mi casa. Mientras lo hacía, me decía 'Jessica aquí estoy, usted sabe quién soy, ábrame'. Yo estaba muy asustada, estaba sola. Cuando llegó el guarda a ayudarme, él se puso muy violento porque no se quería ir. El guarda lo tuvo que sacar a la fuerza, y fue horrible. Intentamos llamar a la policía, pero tardaron toda la vida en llegar”, recuerda la DJ.

Después de que el hombre entrara ilegalmente a su condominio e intentara ingresar a su casa, Jessica decidió tomar medidas legales y junto a su abogado penal, Sebastián Mesén, interpuso una denuncia.

Jessica consiguió tener medidas de protección. Sin embargo, Abrego Cubilla, de 31 años, hizo caso omiso a la notificación y continuó el hostigamiento. Aunque la policía lo detuvo en varias ocasiones, al poco tiempo lo soltaban y él la seguía acosando.

Tras varios años de pesadilla para la diseñadora, este martes 2 de noviembre finalmente se llevó a cabo el juicio. Ahí, presentó la acusación al Ministerio Público por el delito de violación de domicilio y 15 delitos de desobediencia a la autoridad. No se llevó a cabo ningún debate, ya que el victimario aceptó todos los cargos.

“Se acordó una suspensión del proceso de prueba, esto significa que el proceso queda en suspenso durante un periodo de tres años en los cuales el imputado se ve sometido a cumplir una serie de condiciones: él no va a tener ningún tipo de contacto perturbatorio por ningún medio con Jessica González, no se va a acercar a su domicilio ni trabajo a una distancia menor de 500 metros, si llegaran a coincidir debe de retirarse de inmediato del lugar donde está Jessica, deberá de pedir disculpas por Facebook e Instagram por las perturbaciones que le ha causado (en un plazo de una semana). También, deberá de asistir a terapia psicológica hasta la fecha que sea dado de alta y mantener un domicilio actualizado ante el Tribunal por si tiene que ser citado. Si él incumple alguna de estas condiciones, el proceso que se encuentra suspendido se reanudaría y se celebraría otro juicio. En caso de que no haya incumplimiento, el proceso se finalizaría con el plazo”, explicó el abogado.

Diseñadora denuncia un “vacío legal”

Jessica denuncia que este tipo de casos de acoso y persecución tienen penas muy bajas, y solo “hasta que te matan o te hieren es que los meten varios años a la cárcel”.

“La ley de acoso callejero tiene un vacío enorme, tiene un vacío enorme que es este tipo de acoso en el que un hombre que te persigue, sabe dónde vives, te escribe constantemente… este acoso que he vivido no se contempla en la ley. Exponer mi caso es fundamental para que los políticos puedan hacer que haya más protección para las mujeres”, acotó la DJ.

Su abogado agrega que, a pesar de que el caso de su clienta sea de constante perturbación y acoso, la ley contra el acoso sexual callejero no contempla sanciones a este tipo de conductas.

"Esto porque las conductas que ahí están sancionadas tienen que tener una connotación sexual y explícita. En el caso del acoso que sufrió Jessica no existía esta connotación sexual. Entonces es un tema delicado que nos gustaría que se empiece a conversar para pensar en una reforma legal o en un proyecto de ley para sancionar este tipo de acoso. De no haber sido que ella logró medidas de protección en la sede del Juzgado Contravencional y que la persona no hizo caso a las medidas, no habríamos logrado que el proceso legal llegara a este punto, mediante el cual él fue acusado y se aceptó la medida de suspensión de proceso de prueba”, concluyó el letrado.

Si usted sufre de acoso o sufrió de acoso, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) recomienda llamar al 9-1-1 para el que operador le recomiende en qué instancia presentar la denuncia según su caso.

Youtube Teletica