Última Hora

Los diputados volverán a negociar nuevos recortes al presupuesto ordinario de 2021 a partir de la próxima semana, luego del rechazo por mayoría al proyecto dictaminado por la Comisión de Hacendarios.

En total 39 diputados decidieron apoyar el dictamen negativo de mayoría al expediente 22.174, que reunía las observaciones y quejas de los diputados de oposición y que recomendaba no aprobar el proyecto de presupuesto presentado por el Ministerio de Hacienda por ₡11.4 billones.

Esa decisión, a la que se opusieron los nueve legisladores oficialistas presentes (PAC) obligó al directorio legislativo a poner en discusión una nueva moción para volver a discutir el proyecto desde su texto base; esto debido a que, por ley, el presupuesto ordinario no puede ser rechazado pues el país necesita de esos recursos para enfrentar sus obligaciones primarias.

Así, la moción aprobada permitirá que el Plenario se convierta en comisión y discuta la nueva y final propuesta de presupuesto. Para este fin, todos los diputados tendrán cinco días hábiles (desde este martes y hasta el próximo lunes) para presentar mociones al texto original.

La tesis del partido de Gobierno es que el recorte original al gasto por ₡368 mil millones se le unirá otro por el orden de ₡150 mil millones; sin embargo, la oposición ha insistido en que el recorte tiene que ser mucho más profundo.

Todas esas propuestas se discutirán a partir del próximo martes, pues, por ley, el presupuesto ordinario debe estar aprobado antes del 30 de noviembre.

Previsible

El apoyo al dictamen negativo de mayoría era una decisión en el Plenario dado el enojo que los diputados de oposición evidenciaron a la propuesta de presupuesto del Gobierno, que una vez más no satisfizo las aspiraciones en el apartado de recorte al gasto.

Los legisladores de las diferentes bancadas insistieron, durante la extensa y polémica discusión del proyecto, en que los esfuerzos de recorte no fueron suficientes y presentaron propuestas por el orden de ₡211 mil millones (PLN) o ₡150 mil millones (PUSC); sin embargo, luego del evidente bloqueo del PAC a la discusión el recorte final apenas superó los ₡7 mil millones, especialmente a partir de un recorte al Ministerio de Cultura por poco más de ₡4 mil millones.

Esas y otras propuestas fueron ampliamente cuestionadas por el PAC, el Gobierno y sus instituciones, en una protesta orquestada desde Zapote para señalar los riesgos que esas rebajas suponían, según ellos, para la institucionalidad del país.

La moción aprobada hoy permitirá que los diputados presenten esos mismos recortes aprobados y otros que incluso fueron rechazados en Comisión, así como cualquier otro que deseen.