Última Hora

La diputada Nidia Céspedes metió una colchoneta al plenario como parte de la continuación de su protesta, que ya suma seis días continuos. 

​Durante ese tiempo, ha estado 39 horas de pie y ha logrado dormir por lapsos, según su asesor legislativo. 

Este domingo Céspedes manifestó que no entiende cómo se defiende la vida de algunos animales como las tortugas, ballenas y tiburones, pero no la de los seres humanos.

"A nuestra propia especie, los no nacidos, nadie los está defendiendo”, dijo. 

La diputada se quedó en la Asamblea Legislativa, a pesar de que el edificio cerró sus puertas hasta el próximo 5 de abril. Esto significa que los servicios médicos y de alimentación no están funcionando. 

Sin embargo, ella asegura sentirse bien de salud y fuerte mentalmente debido a las muestras de apoyo que ha recibido.

“Necesitamos despertar, necesitamos ver una realidad, en Costa Rica se está gestando un proyecto de aborto libre, legal y gratuito. Se necesita saber que ese proyecto es nefasto para los no nacidos"; añadió. 

Teletica.com consultó si la diputada dejaba el plenario para ducharse, a lo que aseguraron que lo hace en el antiguo edificio de la Asamblea. 

Youtube Teletica