Última Hora

El Ministerio de Salud confirmó, este viernes 31 de julio, 530 casos nuevos de COVID-19.

Desde el pasado 6 de marzo, cuando se detectó el primer contagio, Costa Rica acumula 17.820 diagnósticos positivos. 

El país alcanzó los 150 decesos: 56 mujeres y 94 hombres con edades entre los 23 y los 99 años.

Diez personas murieron en las últimas 24 horas por complicaciones asociadas a la enfermedad. Se trata de siete hombres y tres mujeres, vecinos de San José, Alajuela y Heredia. 

Las víctimas tenían entre 52 y 96 años, según el reporte del Ministerio de Salud. 

"Entre los factores de riesgo más comunes que presentaban estas personas están hipertensión arterial y diabetes. Los decesos se registraron en los hospitales México, Calderón Guardia, San Juan de Dios, CEACO y San Rafael de Alajuela", detalló Priscilla Herrera, directora general de Salud.

Detalle de los casos

De los 17.820 contagios confirmados, 8.106 corresponden a mujeres y 9.714 a hombres, de los cuales 12.899 son costarricenses y 4.921 son extranjeros.

"Se contabilizan casos positivos en 81 cantones. Por edad tenemos 14.608 adultos, 1.105 adultos mayores y 1.989 menores de edad, 118 se encuentran en investigación", dijo la doctora Herrera.

Según el último reporte, 345 personas se encuentran hospitalizadas; hay 75 pacientes graves, con edades entre los cero y los 96 años, quienes permanecen en Unidades de Cuidados Intensivos. 

De un día para otro, 124 contagiados recibieron la confirmación de que están libres del nuevo coronavirus. Hasta la fecha, en casi cinco meses, se registran 4.404 recuperados.