Última Hora

La empresa de viajes Destinos TV inició este martes un proceso de quiebra y anunció el cierre inmediato de todas sus operaciones.

El gerente de la compañía, José Cortés, aseguró en una conferencia de prensa que el “golpe mediático” tras la situación que sucedió en Semana Santa con un grupo de 180 ticos que tuvieron problemas en México con sus hospedajes organizados por la empresa costarricense "los acabó liquidando".

“Hoy anuncio que Destinos TV cierra sus puertas, éramos la empresa líder y nos la despedazaron. Quedan más de 50 personas sin trabajo y estoy buscando los recursos para poder pagarles”, aseguró Cortés.

Según el gerente, la empresa pasó de facturar más de un millón de dólares al mes en los últimos cinco años a no facturar prácticamente nada en el último mes, precisamente luego de la situación sucedida con el viaje a Cancún.

El proceso de quiebra fue presentado esta mañana en el Juzgado Concursal del Primer Circuito Judicial de San José luego de que la operación, según Cortés y su asesor legal Juan José Arce, se volviera insostenible.

Eso significa, entre otros, que la empresa no podrá honrar sus obligaciones para con clientes actuales y proveedores.

Cortés aseguró que no puede precisar cuántos son los clientes afectados pero dijo que se trata de “un grupo importante”.

"La pasada quincena solo pudimos pagar el 50% de los salarios. Conseguí dinero prestado y nos pusimos al día el pasado 8 de mayo. Ahí nos renunciaron seis empleados y dos fueron al Ministerio de Trabajo. Ya para esta quincena no tenemos", aseguró el gerente.

Por su parte, el asesor legal de Destinos TV dijo que por la complejidad del proceso dejarán que sean los tribunales quienes continúen con el proceso y se refieran al caso.

Responsables

José Cortés responsabilizó a un sector de la prensa por la quiebra de su compañía, a quienes culpó de crear "un circo romano" alrededor del problema con el viaje a Cancún y lo que calificó como "la estafa de Rusia 2018".

"Ellos sembraron las semillas del odio en las redes sociales, buscando a personas para que dieran una versión parcializada de la historia. En redes se dedicaron a insultarnos, nos empezaron a mentar la madre, a amenazarnos (...) A partir de ahí los clientes empezaron a cancelar los viajes, empezaron las devoluciones de dinero", aseguró.

Según el gerente los ingresos se desplomaron hasta no poder cumplir ni siquiera con las obligaciones básicas.

"A mis 63 años siento una profunda vergüenza con los afectados, los clientes, proveedores, amigos y mi familia. Personas que confiaron en nosotros y ahora se quedarán sin sus ilusiones.

"Pero aunque me recomendaron no hacerlo no me voy a quedar ahí. Hoy anuncio que tomaré acciones legales contra los responsables", añadió.

Específicamente, Cortés señaló a los presidentes del Grupo Extra y CRHoy, a quienes acusa de llevar a su empresa a la quiebra con sus informaciones.

El gerente no precisó cuándo presentará dichas acciones.