Posterior al mes de diciembre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) podría tener que usar reservas para poder pagar las pensiones del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Como es de esperar, el financiamiento de los seguros en la Caja se verá afectado ya que, como consecuencia del COVID-19 en la economía, llega menos dinero a los ingresos de esta institución.

Aunque esas consecuencias se verían hasta en el mes de diciembre, las autoridades de la CCSS tendrán que discutir el cómo fortalecer la institución para mantener los seguros médicos y de pensiones.

Actualmente el seguro del IVM cuenta con 285.000 pensionados, lo que representa una erogación mensual de 78.000 millones de colones. Mientras que el régimen no contributivo cuenta con 127.000 pensionados, que en total significan por mes 11.500 millones de colones.

Observe todos los detalles en el video adjunto.