Última Hora

El departamento de psicología del Ministerio de Seguridad Pública (MSP) reconoce que a los pacientes dados de alta no se les da seguimiento a menos de que ellos o sus jefes lo soliciten.

Hace nueve meses fue la última consulta psicológica que tuvo uno de los oficiales fallecidos en Pocosol, se le había retirado el arma por un tiempo, pero luego se la devolvieron.

No a todos los funcionarios se les retira el arma, solo sucede cuando los profesionales en psicología determinan que existe algún riesgo.

Otro de los policías fallecidos había solicitado atención en las últimas semanas; pero los profesionales no encontraron factores de riesgo.

Por mes, unas 200 personas, entre funcionarios y familiares, solicitan atención psicológica; La mayoría son oficiales.