Última Hora

Los vecinos de Llorente de Tibás dicen que la paz y la limpieza regresaron a su comunidad tras el desalojo del precario Triángulo de la Solidaridad.

El 10 de septiembre del 2019 las autoridades ordenaron el retiro definitivo.

Las condiciones en las que vivían eran inhumanas. Por la falta de tratamiento de las aguas residuales y el mal manejo de los desechos la contaminación era enorme.

Cinco meses después el lugar luce así mucho mejor. Los malos olores se han ido y tanto vecinos como el municipio aseguran que la delincuencia disminuyó.

230 delitos menos se registraron en tan solo un año, según datos proporcionados por la municipalidad.

Solo en enero y febrero se contabilizan 85 menos con respecto al mismo período del 2019.

Las autoridades se mantienen al tanto para que nadie trate de instalarse de nuevo en ese sitio.