Última Hora

La defensa del expresidente Óscar Arias ya se apersonó ante la Fiscalía para responder por la denuncia de supuesta violación.

Autoridades del partido están considerando separarlo de la militancia para que enfrente el proceso judicial.

Solo una denuncia por un supuesto delito de violación está en vía penal.

Es un proceso que se mantiene en privado y que solo las partes conocerán.

En las últimas horas se han presentado tres relatos de comunicadoras que aseguran haber sufrido agresiones sexuales.

La primera la reveló el Washington Post. Emma Daly, la directora de comunicaciones de la ONG Human Rights Watch, asegura que el exmandatario le tocó los senos. Esto habría ocurrido en 1990.

La periodista Nono Antillón contó a La Nación una supuesta agresión sexual cuando ella era encargada de prensa de la precampaña presidencial de Arias. Los hechos ocurrieron hace 35 años.

El último caso es de la periodista Mónica Morales de la revista Perfil. En una nota titulada "Mi mala experiencia con Óscar Arias" relata cómo se le habría insinuado para que ella se sentara en su regazo después de una entrevista en el 2013.

Por su parte, dentro del partido Liberación Nacional, autoridades siguen alzando la voz.

Michelle Chinchilla, quien asumirá como fiscal del partido opinó en Twitter que el expresidente debería separarse del partido.

“Con esto no estaría aceptando su culpabilidad, porque para ello debe existir todo un proceso judicial; pero sí estaría enviando un mensaje positivo y de respeto por Liberación. Recordemos que la separación es algo que se estila cuando hay investigaciones, es casi un protocolo."

En una comunicación con Telenoticias, vía mensajes, ratificó lo dicho en la publicación y aseguró que era una opinión personal y que no daría más detalles.

Gustavo Viales, electo secretario general, dijo que aún no asumen como comité, pero que desde ya están en conversaciones para ver los escenarios para actuar con respecto al expresidente.