Última Hora

Las autoridades decomisaron 1.215 unidades de licor, aparentemente adulterado, durante el allanamiento a dos establecimientos en La Carpio, San José. 

El operativo se realizó tras la muerte de siete personas en menos de 24 horas.

Vecinos aseguraron que, durante la noche del pasado lunes, un hombre pasó regalando botellas a ciudadanos con problemas de alcoholismo.

Tras confirmarse el fallecimiento de quienes bebieron su contenido, oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Fuerza Pública y Policía Municipal allanaron dos locales donde almacenaban el producto.

Además de las 1.215 botellas de licor, también se decomisaron 87.516 medicamentos sin registro sanitario y 89 inyectables; 57.400 cigarros, 58 unidades de whisky y 95 de licores varios.

El director de la Policía Municipal de San José asegura que los operativos continuarán para realizar más decomisos y evitar más muertes. 

De igual manera, piden a la población denunciar a quienes venden bebidas alcohólicas de dudosa procedencia.