Última Hora

De los tres franceses que tienen sarampión, solo el niño de cinco años ha manifestado los síntomas.

El hospital de Puntarenas los mantiene en aislamiento respiratorio.

En el Hospital Monseñor Sanabria realizan reuniones para afinar el protocolo y dar seguimiento a los casos.

La familia francesa permanecerá en el hospital por siete días, hasta que pase el peligro de contagio.

El Ministerio de Salud le sigue el rastro a las personas que tuvieron contacto con la familia.

Las autoridades tratan de evitar un caso autóctono de sarampión, en el país no se registra uno desde el 2006.