Última Hora

Ada Acuña, directora del Centro de Producción Artística y Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud, aseguró que un evento masivo "es real y factible económicamente cuando es para 10.000-15.000 personas".

Esto porque para los promotores de eventos no es posible realizar una actividad con 1.000, 2.000 o 5.000 personas por el riesgo económico.

De esta manera, se espera la reanudación de estos eventos en julio, agosto y setiembre. Eso sí, durante el primer semestre, se continuará con los eventos virtuales.

Durante la primera parte de julio, se empezará con eventos más pequeños como feria de artesanos para luego expandirse a los más grandes. 

Sobre los protocolos, Acuña explicó que en febrero tendrán reuniones con los promotores de eventos para evaluar y analizar la situación epidemiológica del país y ver las disposiciones. Sin embargo, indicó que no hay un protocolo ideal, lo importante es el autocuido.

"Tenemos que hacer un protocolo de eventos masivos, pero aunque lo tengamos listo siempre dependemos de la situación pandémica. Tenemos que evaluar posibles fechas de eventos nacionales e internacionales y creemos que finales de julio, agosto y setiembre podría ser una posibilidad bastante importante de hacer los eventos", comentó Acuña.

"El Ministerio de Cultura va de la mano con los criterios que emana el Ministerio de Economía y el Ministerio de Salud. Tenemos que triangular esa información al visualizar la situación de la pandemia en el país, ya que nuestros eventos son de los más riesgosos y lo más importante para nosotros son nuestros públicos".

Productores

Según Don Stockwell, reconocido productor de eventos en Costa Rica, una vez aprobado el permiso para realizar eventos masivos, el tamaño de la actividad dependerá del productor y no del Gobierno.

"La salud del público siempre es lo primero, siempre hemos venido trabajando de la mano con este Gobierno para que se tomen todas las medidas de seguridad para proteger a los fans. Si creo que es una decisión de cada productor cuál es el evento y cuál es el tamaño del evento que quieran producir apenas les den el permiso. Si es un evento de 5.000, 6.000, 10.000, 14.000, 20.000 o 40.000 personas la decisión del factor económico no tiene nada que ver con el Gobierno, sino es la decisión del productor si quiere hacer o no el evento", aseguró Stockwell.

Andrés Guanipa de MOVE Concerts apoya la apertura gradual del sector.

"Cualquier apertura, así sea parcial y limitada, es buena. Básicamente, si permiten shows de 2.000 va a haber muchos productores que se van a beneficiar, sobre todo los teatros y eso me parece bien. Que sea progresiva la apertura para que, más pronto que tarde, ya cuando la gente esté vacunada, podamos abrir totalmente, las capacidades normales de cada uno", explicó. 

Lea también