Última Hora

El cuerpo hallado en Escazú la tarde de este lunes sería de la turista venezolana Carla Stefaniak, según informó el director del Organismo de Investigación Judicial Wálter Espinoza.

Espinoza aseguró que, si bien falta la confirmación oficial, todas las evidencias apuntan a que se trataría de la extranjera desaparecida desde el pasado 28 de noviembre en San José.

“En este momento todos los datos que hemos compilado apuntan a que en efecto se trata de esta joven, pero necesitamos una determinación más científica, precisa y más técnica, que es precisamente lo que vamos a conseguir con la información del FBI”, explicó Espinoza.

El OIJ busca con la policía internacional comparar las huellas del cadáver hallado en Escazú con las de la suramericana, si esto no es suficiente realizarán pruebas de ADN o de dentadura.

Espinoza sí reveló que la autopsia practicada al cuerpo de la mujer encontrada presentaba heridas de arma blanca en el cuello y extremidades superiores, así como un fuerte golpe en la cabeza.

Producto de la investigación las autoridades detuvieron la noche de este lunes a un nicaragüense identificado como Bismark Espinoza Martínez, de 32 años y quien residente en el país en condición irregular.

Él es guarda de seguridad en los apartamentos donde la extranjera se hospedó durante sus vacaciones en el país e incluso vivía en el apartamento continúo al de la desaparecida.

“La versión de este guarda de seguridad donde se hospedó la joven era incompatible con la realidad y presentaba muchas contradicciones, a partir de ese momento esa persona adquirió un matiz de sospecha y fue detenido posteriormente”, añadió el director.

Los restos humanos ahora investigados fueron hallados a 300 metros de esa propiedad donde vive el sospechoso, a quien este mismo martes se le dictaron tres meses de prisión preventiva.