Última Hora

La difusión y tenencia de pornografía infantil en Costa Rica es castigado hasta con 8 años de prisión, una situación que va en aumento gracias a las nuevas tecnologías que fomentan este tipo de delitos tanto fuera como dentro del país.

Con el avance del Internet se dispara la creación y distribución de materiales pornográficos elaborados utilizando a menores de edad.

Para Daniela Bonilla Lizano, fiscala de asuntos de género del Ministerio Público, los autores de este tipo de delitos acceden fácilmente a las plataformas digitales ya que les ofrece un campo operativo mayor resultando muy difícil detectarlo.

“La sección de Delitos Informáticos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) cuenta con equipo y personas muy capacitadas que detectan estas cosas. Trabajamos en conjunto con Interpol, cuando ellos descubren algo inmediatamente pasan un informe donde indican la detección de material que proviene o crea en Costa Rica, a partir de ahí se comienza a investigar los hechos”, indica Bonilla.

Las personas que fabrican producen o reproduzcan, por cualquier medio, material pornográfico infantil serán sancionados con pena de prisión de cuatro a ocho años.

Quien transporte o ingrese en el país este tipo de material será sancionado con pena de prisión de tres a seis años.

Para aquellos que entreguen, comercien, difundan, distribuyan o exhiban material pornográfico a personas menores de edad, serán sancionados con pena de prisión de tres a siete años.

También por pornografía virtual y pseudo pornografía (caricatura o dibujo sexual) se impondrá pena de prisión de seis meses a dos años al que posea, produzca, venda, distribuya, exhiba o facilite, por cualquier medio, el material.

“Ahora el acceso a redes sociales y plataformas digitales es muy fácil para los menores de edad por lo que la comunicación familiar es vital porque los delincuentes se aprovechan del acceso que tienen a estas plataformas. Es bueno hablar con ellos sobre los límites”, añade la fiscala.  

La responsabilidad no solo es de los padres sino también de todos los costarricenses. Cualquier persona que tenga conocimiento sobre que alguien tiene en su poder material infantil se debe de denunciar a la policía o Fiscalía más cercana.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvieron la semana anterior a un hombre de 39 años y una mujer de 47 como sospechosos de abusar sexualmente de una niña de 1 año y 8 meses, además de producción y difusión de pornografía infantil. Ambos quedaron a las órdenes del Ministerio Público.

Si usted conoce o sospecha sobre algún caso puede llamar a la línea confidencial del OIJ 800 8000645.