Última Hora

La Cruz Roja Costarricense redujo la jornada de trabajo de 90 funcionarios administrativos y suspendió el contrato laboral de 16 trabajadores más.​ Así lo confirmó Idalberto González, gerente general de la institución.

“La Cruz Roja Costarricense ha tenido una situación bastante importante por la reducción de nuestros ingresos, eso nos ha obligado a reducir los gastos en la institución. Hemos tenido que considerar la reducción de jornada laboral y suspensión de contratos”, afirmó González.

El gerente de la institución recalcó que esto no afectará el servicio operativo de la Cruz Roja, ya que el personal es del área administrativa.

“Se suspende a personal no operativo que tiene labores administrativas o de apoyo a la parte administrativa. No se afectará la atención prehospitalaria ni de emergencias”.

Según González esperan no volver a tomar estas medidas a futuro, si no más bien, la idea es poder aumentar su presupuesto y volver a retomar las labores como antes.

“Estas medidas son temporales, esperamos que la situación de disminución de ingresos sea menos. Cuando se normalicen los fondos de la institución podremos retomar el personal”, agregó.

La Cruz Roja sufrió una suspensión de 20% en sus ingresos. Producto de la pandemia de COVID-19 se suspendieron sus coberturas de eventos, capacitaciones, programas de salas de bingo y más. Todo esto representa una perdida de ingresos importante para la institución.

Sobre un posible cierre de sedes de la Cruz Roja el gerente explicó que no se dará el cierre de ninguna base, todas se mantienen funcionando.