Última Hora

Aunado a la pandemia, llegó la crisis de contenedores, que ha traído problemas para el comercio mundial y Costa Rica no escapa de esa realidad.

Esta problemática se vuelve más seria y, como si fuera una bola de nieve, ha comenzado a crecer y crecer, afectando no solo a industrias y empresarios, sino al consumidor final y, por ende, encareciendo el costo de vida de la población.

¿Qué implicaciones tiene para Costa Rica?, ¿cuál es la solución para enfrentarlo?, ¿pagaremos caro los costarricenses esta crisis? 

Para responder estas y otras preguntas, Teletica.com conversó con Dyalá Jiménez Figueres, exministra de Comercio Exterior, directora y coordinadora de la Comisión de Comercio Internacional de la Cámara de Comercio de Costa Rica. A continuación, la entrevista completa.

¿Cómo funciona el proceso de exportación e importación de contenedores?

Los contenedores se mueven por medio de buques o portacontenedores muy grandes de las navieras. Las empresas realizan contratos con las navieras y las empresas de logística, que se encargan de generar contratos para que los contenedores vayan llenos de carga de un cliente o de varios (consolidados). Hay de dos tamaños principales, 20 y 40 pies de largo, por lo que muchas pymes necesitan contratar solo una parte. Los hay “secos” y refrigerados, los segundos para carga fresca como fruta o productos perecederos (carne, por ejemplo).

El 80% de los bienes que se intercambian en el mundo se transportan vía marítima por contenedores o por medio de buques “a granel”, como las tuberías de aluminio o hierro, el arroz y el maíz. El resto, por vía aérea o terrestre. Muchos bienes son productos finales y otros intermedios, que se usan para hacer, a su vez, productos finales. Cada vez más, las economías dependen entre sí para hacer los productos, por lo que todos los países importan, hasta los exportadores. Es decir, prácticamente todos los países formamos parte de las llamadas cadenas globales de valor.

¿De dónde viene la crisis?

Los contenedores son esenciales: algunos entran llenos y se van llenos. Pero algunos entran vacíos o algunos se van vacíos. La crisis que se está dando es porque los tránsitos de los buques con contenedores están más lentos que nunca, por diversas causas. El problema está en que los contenedores vacíos no están llegando a tiempo a los lugares necesarios para llenarlos. Eso produce un gran retraso. Además, en general, el tiempo en puertos se ha desacelerado. Pero también provoca desaceleración en carretera. Porque casi todos los contenedores deben ser transportados, una vez en puerto, dentro de los territorios de los países, a los almacenes fiscales o hacia las instalaciones de las empresas directamente. El transporte en carretera es muy importante elemento.

¿En qué parte de ese proceso hay cuellos de botella?

Los cuellos de botella están principalmente en los puertos, tanto de salida como mayormente en los puntos de transbordos; en nuestro caso, los que se dan en Manzanillo (México) y Balboa (Panamá).

De los 10 más grandes del mundo, ocho están en China. De esos ha habido varios con paralizaciones porque el personal estaba contagiado y han tenido que poner los puertos en cuarentena; a esto se suman las condiciones climáticas, donde se han estado recibiendo en las costas tifones y las operaciones de las salidas y llegadas de barcos se han tenido que ver interrumpidas.

Además, en Los Ángeles también hay enormes filas de portacontenedores; lo anterior se le suma que debido a la escasez de transportes en tierra en el territorio de Estados Unidos no se han podido descongestionar rápidamente los puertos, como el de Long Beach, causando un mayor retraso en la disponibilidad de entregas de productos y retiros de contenedores vacíos hacia los puertos para sus retornos a sus puntos de origen.

¿Cuál es la propuesta que está llevando usted como solución a este problema? Y ¿cómo es que esto está afectando el precio de las materias primas?

Esta crisis, aunada a los cierres de fábricas en China, más el faltante de microchips, genera dos problemas principales:

A) Interrupción en la cadena de suministros: hay poco que se pueda hacer desde Costa Rica. Las empresas han decidido que, simplemente, es mejor no traer ciertos productos o traer algunos similares de otros orígenes, o usar inventario.

B) Alza en los costos: lo que planteó la Cámara de Comercio de Costa Rica, junto con Cadexco y Crecex, fue tomar una medida para “congelar” los precios que se usan como base para calcular el impuesto aduanero

La ventaja de esto es que se evita que suba mucho esa base imponible y se les da un respiro a las empresas. La desventaja es que no puede eliminar del todo el alza en los precios. ¿Por qué? Porque las navieras han subido muchísimos los precios y esos aumentos tienen que trasladarse al consumidor. Si fuera un problema de corto plazo, las empresas pueden aguantar y tener menos márgenes de utilidad o esperar para hacer más inversión. Pero como el problema lleva tanto tiempo y seguirá subsistiendo, pues igual van a tener que subir precios. Pero con la medida propuesta, el aumento puede ser un poco mejor. Es un pequeño alivio.

El impacto en este momento, en Costa Rica concretamente, ¿en qué sectores se está sintiendo?

Y esta crisis está afectando en todos los sectores, prácticamente, se está sintiendo o se va a sentir en todo.

Ya se está viendo escasez en algunos sectores, desde el punto de vista del consumidor, ¿hay algo que se pueda hacer para evitar que se agrave?

La escasez se puede compensar con bienes de otros orígenes, bienes similares hechos en Costa Rica o Centroamérica o incluso de Suramérica, si las rutas no están tan congestionadas. Por fortuna, Costa Rica tiene TLCs con muchos países que puede dar ventaja a los importadores, porque en muchos hay bajos aranceles negociados. El problema mayor es en los bienes de origen de Asia.

¿Puede esta crisis llegar a provocar histeria colectiva en la población? Por ejemplo, ¿puede llegar a generar un efecto similar al del papel higiénico en la pandemia?

La recomendación es que mantengamos todos la calma y entendamos que es un coletazo de la pandemia, pero que tiene que pasar. Por el momento no se ve afectación en bienes esenciales. Ya la CCSS anunció que está abordando la situación por el lado de las medicinas, pero no hemos tenido reportes de gran afectación todavía.

Youtube Teletica