Última Hora

El hogar lejos de ser un lugar seguro para los menores de edad se convierte en sitio de alto riesgo.

Históricamente las emergencias con niños se disparan durante las vacaciones, debido principalmente al descuido de los padres de familia.

Este comportamiento se replica durante la pandemia por el COVID-19 tras el llamado a quedarse en casa y la suspensión de lecciones.

El Hospital Nacional de Niños reporta un incremento de intoxicaciones, principalmente en menores de 3 años.

Las autoridades también externan su preocupación por las agresiones infantiles registradas en los últimos días.

Además, todos los días ingresa un caso grave de niños con quemaduras. La mayoría ocurre por accidentes en la cocina.

Por otra parte, las medidas adoptadas para prevenir el COVID-19 permitió disminuir las infecciones respiratorias.

Las complicaciones por asma y las diarreas también registran una baja.

Las autoridades piden a los padres de familia no perder de vista a sus hijos para evitar accidentes en el hogar.