Última Hora

El Consejo Director de la Unafut anunció nuevas medidas que deberán aplicar los clubes de la Primera División con el objetivo de reducir los contagios de COVID-19 y concluir de forma oportuna el Torneo de Apertura 2020.

Para ello, los clubes deberán entrenar en burbujas de 28 futbolistas que son debidamente reportados a la Unafut. Cualquier cambio o sustitución por nuevos contagios, deberá ser notificado al Comité COVID-19 y el de Competición para su respectiva aprobación.

“Estos 28 jugadores serán los únicos que podrán ser tomados en cuenta en los procesos de investigación y eventual suspensión de partidos por casos PCR positivos”, detallan en un comunicado de prensa.

Por otra parte, los clubes se comprometieron que en caso de sorprender a algún futbolista rompiendo su burbuja familiar o irrespetando las medidas de distanciamiento, se aislarán de forma inmediata para realizarle la prueba PCR.

“El rompimiento del compromiso se demostrará con cualquier tipo de prueba incluyendo las fotografías y videos en redes sociales, del club o del jugador”, agrega el comunicado.

Además, los casos que se detecten según lo anterior, no podrán ser contemplados en la solicitud de reprogramar algún partido.

“Podrán solicitar la reprogramación de partidos los equipos que presentan siete o más jugadores confirmados como PCR + y sean catalogados casos agudos de COVID-19”, detalló.

Aquellos jugadores que se declaren como recuperados y que hayan cumplido su periodo de cuarentena, no deberán ser testeados nuevamente con prueba PCR y no se contabilizarán como casos positivos.

Todos los exámenes para la detección del SARS COV2 que realicen los clubes, sean preventivos o no, deberán comunicarse sus resultados a la Comisión Médica de la Unafut.