Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) abre las puertas a la industria farmacéutica que requiera probar la vacuna contra el COVID-19 en Costa Rica.

El presidente de la institución, Román Macaya, aseguró que han planteado esa posibilidad.  

"Hemos tenido algunos acercamientos muy incipientes con la industria que está avanzada en fase III de estudios clínicos de la vacuna para ver si hay interés de que Costa Rica sea una sede de investigación en esta fase clínica", dijo el jerarca este martes. 

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la fase III en el desarrollo de una vacuna tiene como objetivo "evaluar de forma más completa la seguridad y la eficacia"; por eso, participa una mayor cantidad de voluntarios. 

"Pueden incluir cientos a miles de humanos en un país o varios países. Las pruebas de fase III son aleatorias y doble ciego, e involucran la vacuna experimental que se prueba contra un placebo (el placebo puede ser una solución salina, una vacuna para otra enfermedad o alguna otra sustancia)", explicó la OPS.

¿La vacuna contra el COVID-19 se probará en Costa Rica? 

"No hemos recibido una respuesta afirmativa de que estén buscando nuevos sitios para implementar estas investigaciones", dijo Macaya.

Además, aseguró que Costa Rica está en contacto permanente con el Fondo Rotatorio de la OPS, ente que será comprador de la vacuna; por esa razón, se busca que el país esté "en una posición fuerte de tener las dosis que necesita para vacunar a los ciudadanos".

El presidente de la Caja reconoció que cuando salga una vacuna al mercado "la fila va a ser larga y Costa Rica podría estar muy atrás en esa fila", de ahí los esfuerzos anticipados.