Última Hora

El Registro Nacional interpuso este jueves una denuncia ante el Ministerio Público por las irregularidades presentadas en el trámite de reposición por extravío o robo de 232 placas que, más bien habían sido retenidas a conductores que infringieron la restricción vehicular sanitaria por COVID-19.​

Durante el mes de abril la institución empezó a notar un incremento importante en la cantidad de solicitud de placas por robo o extravío.

El Departamento de Placas de la Dirección de Servicios del Registro Nacional Realizó un control cruzado con el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) y logró identificar decenas de casos en los que en realidad las placas no habían sido extraviadas, sino decomisadas por Oficiales de Tránsito ante el incumplimiento de la restricción vehicular sanitaria.

“Tal y como lo anunciamos hace dos semanas, esta práctica de utilizar declaraciones juradas para tramitar nuevas placas aduciendo extravío, cuando en realidad las placas estaban decomisadas; es un delito y por eso se procedió a presentar la denuncia para que sean las autoridades competentes las que resuelvan al amparo de la ley”, señaló Kattia Salazar Villalobos, directora de Servicios del Registro Nacional.

En varios casos los usuarios se presentaron al Departamento de Placas para realizar el trámite correspondiente ya que la retención de la placa no había sido incluida en el sistema de Cosevi.

Según indican las autoridades del Registro Nacional, esto lo hacen aprovechando el margen de tiempo que duran los oficiales de tránsito en hacer el ingreso de la infracción al sistema informático.