Última Hora

Desde 2015, Costa Rica supera el 98% de generación de energía, a partir de fuentes renovables.

Para 2019, a pesar de las condiciones secas que han imperado en la región, ese porcentaje alcanza el 98,84%, según datos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Este nivel se logró con la participación de cerca de 100 plantas generadoras del parque eléctrico nacional.

Del total de la producción de 2019, el 67,5% proviene del agua, el 17% del viento, el 13,5% de la geotermia y el 0,84% de la biomasa y el sol.

Solo un 1,16% corresponde a plantas de combustibles como diésel.