Última Hora

Costa Rica rompió un récord: en un día se registraron 1.830 contagios de COVID-19.

Hasta ahora, la cifra más alta de casos diarios era de 1.776 y se presentó apenas el jueves anterior. En solo dos días, fue superada. 

En las últimas 24 horas se sumaron siete muertes. Aunque el número es bajo si se compara con el histórico, la preocupación de las autoridades tiene que ver con la edad de los fallecidos. 

"Ayer (viernes) tuvimos tres personas que fallecieron en las edades de 30 a 40. Entonces esto, en realidad, está siendo cada vez más grave en todo sentido. Yo creo que aquí nadie se escapa y tenemos que entender el momento que estamos viviendo", dijo el ministro de Salud, Daniel Salas.

A estos datos se une, además, el número más alto de internados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI): 303 pacientes están graves y la capacidad del sistema se acerca al límite. 

"Inicialmente, las personas que estaban hospitalizadas eran personas entre 70, 80 o mayores. Por ejemplo, en el CEACO, donde se tienen 88 camas, el promedio de edad al día de hoy es de 59, entre 59 y 60 años. Tenemos pacientes desde 30 años hasta 91 años internados en el CEACO", explicó el doctor Mario Ruiz, gerente médico de la CCSS.

"Tenemos casos de pacientes que les ha dado COVID-19 y vuelven a consultar, tres o cuatro meses después, por una reinfección", agregó el jerarca.  

En el Hospital de Heredia han detectado que los enfermos jóvenes, de 50 años, llegan en "muy malas condiciones y pasan directo a camas de cuidados intensivos". 

"Eso es un comportamiento muy diferente al que tuvimos en las olas pasadas. El perfil de los pacientes está cambiando", concluyó Ruiz.