Última Hora

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció la donación de $200 mil (unos ₡125 mil millones) para ayudar a las familias afectadas por las fuertes lluvias que golpearon al país en julio anterior.

Los recursos irán para la adquisición de asistencia humanitaria de primera necesidad para vecinos de la Zona Norte y Caribe, principalmente.

Las intensas lluvias afectaron rutas nacionales y cantonales, viviendas, diques y puentes en más de 30 cantones, 14 de ellos contemplados dentro de la Declaratoria de Emergencia Nacional.

La Comisión Nacional de Emergencias será la encargada de administrar los dineros según el Plan General de la Emergencia.

“Agradecemos la cooperación solidaria en el marco de una emergencia nacional, que sabemos beneficiará a cientos de familias. La coordinación con la empresa privada y las organizaciones permite avanzar de manera oportuna en la fase de rehabilitación temporal de servicios básicos”, dijo Alexander Solís, presidente de la CNE.

Los recursos permitirán adquirir bienes como agua potable, productos alimenticios e insumos de primera necesidad, así como la logística necesaria para llevar estos insumos a las familias afectadas.

Los cantones que forman parte de la Declaratoria de Emergencia están ubicados en la provincia de Alajuela (San Carlos, Río Cuarto, Upala Los Chiles y Guatuso), provincia de Cartago (Turrialba), provincia de Heredia (Sarapiquí), provincia de Limón (Limón, Pococí, Guácimo, Matina, Siquirres y Talamanca).