Última Hora

El ministro de Turismo, Gustavo Segura, anunció este viernes que Costa Rica abrirá sus fronteras para todo el territorio de Estados Unidos, a partir del próximo 1° de noviembre.

Antes de esa fecha, el 15 de octubre, lo podrán hacer los residentes de los estados de Florida, Georgia y Texas.

Con esta apertura, el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) proyecta que se generarán 80.000 empleos y $1.500 millones para el 2021, es decir, 2.5 puntos del Producto Interno Bruto (PIB).

Los requisitos para los turistas estadounidenses serán: presentar prueba PCR COVID-19 negativa (72 horas antes del viaje), contar con una seguro médico nacional o internacional y rellenar el formulario digital llamado 'Pase de Salud'.

A partir del 1° noviembre no será necesario presentar comprobante de residencia, pues todos los estados de la Unión Americana estarán habilitados.

"Nuestras conversaciones con equipos técnicos del sector de aerolíneas permiten determinar que al abrir el mercado de Estados Unidos, estas podrían atraer entre un 35% y 40% del tráfico aéreo del 2019, tanto originado en Norteamérica como el que conecta en esa región. 

"Esto permitirá reactivar el turismo para que las empresas trabajen, al menos, por encima del punto de equilibrio durante la temporada alta, que va de noviembre 2020 a mayo 2021. Un turista que visita el país activa una serie de encadenamientos productivos como agricultura, pesca, comercio, transporte, guías turísticos, hotelería, restaurantes, operadores, artesanos y hacia eso debemos enfocarnos para continuar con la reactivación, salvaguardando las medidas sanitarias contra el COVID-19", explicó el ministro de Turismo.

Antes de la pandemia, el mercado  norteamericano trajo a suelo costarricense a 1.6 millones de turistas, con una estadía promedio de 12 días y un gasto diario de $170 por persona.

El tamaño del mercado potencial de Estados Unidos es de 23.5 millones de turistas.

Además de Estados Unidos, 44 países adicionales están autorizados a ingresar en Costa Rica desde el 1° de agosto.

Segura indicó que a la fecha han ingresado aproximadamente 6.000 turistas, todos cumpliendo estrictos protocolos y ninguno de los cuales ha sido reportado como portador o contagiado de COVID-19.