Última Hora
Por René Fabián Rojas

Costa Rica es el país que recibe la mayor población refugiada en Centroamérica y el segundo en América Latina.

De ellos solo el 55% logran acceder por un empleo formal en nuestro país.

Una persona refugiada es aquella que salió de su país por presiones sociales, como es el caso de Jhona Díaz, quien vino a nuestro país procedente de Venezuela, para mejorar sus condiciones de vida.

De enero a la fecha se contabilizan más de 2 mil solicitudes de refugio en nuestro país y solo la mitad tienen un empleo formal.

Ante esta situación el gobierno impulsa una campaña para generar mayores oportunidades laborales para los refugiados.

Quienes estén interesados en el programa pueden accesar la página web: www.vivirlaintegración.cr