Última Hora

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió este miércoles que Costa Rica sigue siendo débil en el cumplimiento de su normativa en pro de la justa competencia.

El resultado es parte de la evaluación del derecho y de la política de competencia de Costa Rica realizado al país en 2019 como parte de su proceso de incorporación al organismo internacional.

Los alcances de ese informe fueron presentados hoy por la OCDE en conjunto con autoridades de Gobierno.

El organismo advirtió que una primera evaluación realizada en 2016 ya había señalado las debilidades que existían en el ordenamiento costarricense sobre el cumplimiento de sus políticas para la justa competencia y la defensa de esta.

Esas debilidades pasaban no solo por los limitados recurso de la Comisión para la Promoción de la Competencia (Coprocom), sino además las limitaciones que significaban seguir el procedimiento administrativo general de Costa Rica en esta materia.

“Este procedimiento no era el idóneo para las especificidades que entraña el cumplimiento de la ley de competencia: podía llevar a que las investigaciones tomaran demasiado tiempo, en ciertos casos no se logró distinguir lo suficiente entre los investigadores y los jueces y evitó que las partes investigadas tuvieran acceso oportuno al expediente y expusieran su caso ante los Comisionados en una audiencia oral.

“Además, el número de investigaciones abiertas fue mucho mayor que el número de casos en los que se impusieron sanciones, posible indicación de la necesidad de priorizar los procedimientos para el cumplimiento de la ley y aumentar su efectividad”, cita el informe.

La OCDE refuerza esto con el señalamiento de que, desde 2016, el país solo ha sancionado un caso por conductas anticompetitivas.

“La evaluación de 2016 también determinó que, si bien la Coprocom tenía la autoridad para realizar inspecciones sorpresa, la agencia aún carecía de los medios necesarios para llevarlas a cabo, además de otras herramientas para luchar eficazmente contra los carteles, como, por ejemplo, un programa de clemencia.

“En cuanto las conductas unilaterales, la Ley 7472 no dice cómo aplicar la regla de la razón y, a la fecha, la Comisión no ha emitido guías, criterios o un marco legal al respecto. De nuevo, desde 2016 la situación no ha cambiado en ninguno de estos temas de procedimiento”, añade la evaluación.

La OCDE aseguró, sin embargo, que confía en que la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Autoridades de Competencia de 2019 no solo aporte los recursos económicos necesarios para la Coprocom, sino además una mejora del marco regulatorio a favor de la comisión.

El organismo planteó una hoja de ruta para la mejora de la competencia en el país, misma en la que las autoridades de la Coprocom ahondaron sobre cuándo y cómo podrían cumplir los señalamientos realizados.

Observe la presentación completa aquí: