Última Hora

Hacer negocios en Costa Rica es algo muy complejo, tanto que el país está en la lista de las 10 naciones con más dificultades para cumplir con este objetivo.

Así se identificó en el Índice de Complejidad Corporativa Global (GBCI) 2021, que apuntó a América Latina, en general, como la región más compleja para los negocios.

¿Cuáles son los principales motivos? Una legislación cambiante y el alto nivel de burocracia.

En esta lista de los 10 países más complejos para hacer negocios, a nivel mundial, Costa Rica se ubica de noveno de un ranking integrado por seis países más de Latinoamérica.

Brasil ocupa el primer lugar, México está en el puesto tres, Colombia en el cuatro, Argentina en el siete, Bolivia en el ocho y Costa Rica en el nueve.

Dentro del informe, otras razones que se brindan son los altos requerimientos de transparencia. Por ejemplo, en Costa Rica la reforma fiscal o la incorporación a la OCDE se traducen en requisitos adicionales, que aumentan la complejidad para empresas extranjeras a la hora de querer operar en suelo tico.

Aunque el país tiene a su beneficio la oferta de mano de obra calificada, es una de las naciones más caras en términos de producción. Además, se deben hacer estudios de factibilidad que integren a profesionales que están familiarizados con Costa Rica.

Aspectos positivos

El índice indica, como un punto a favor, el hecho de que Costa Rica cumpla con leyes internacionales que otros países centroamericanos no cumplen, algo que resulta en una mejor reputación.

La "seguridad" de la complejidad también lo convierte en un lugar atractivo para establecer operaciones comerciales en el extranjero.

Además, tiene un régimen de zona franca que existe desde hace más de dos décadas, lo que le ha permitido al país atraer con éxito inversionistas extranjeros.