Última Hora

La fecha aún no está definida, pero sería antes de que termine el actual gobierno, cuando las cámaras de vigilancia, regresen a las carreteras.

De manera que antes de mayo, el ojo electrónico estaría en al menos 18 puntos del área metropolitana.

Para ello, la junta directiva del COSEVI, analiza las nuevas propuestas de financiamiento y costos, e   incluso, podría enviarse el proyecto a una licitación.

El año anterior, el plan de cámaras de vigilancia, fue aplazado debido al alto costo.

Esto se dio debido a Radiográfica Costarricense (RACSA), quien daría los servicios, cobró unos a $5.500 mensuales, por cada uno de los puntos donde se ubicara una cámara.

Según el plan, se colocarían cámaras de vigilancia en un total de 150 puntos.