Última Hora

Durante seis años la Comisión para Promover la Competencia del Ministerio de Economía, analizó e investigó una denuncia que planteó Cofasa, otro competidor en el mercado de los medicamentos.

Las autoridades encontraron culpable a la empresa dueña de las farmacias Fischel y La Bomba, de hacer prácticas monopolísticas o anticompetitivas.

Entre varios puntos la Compañía Farmacéutica S.A. Cofasa, denunció que la Fischel vendía a los consumidores los medicamentos a un precio muchísimo más barato que el que aplica si vendía esa misma medicina a un competidor.

La empresa dueña de la Fischel y La Bomba asegura que apelará este millonario castigo.

La multa puesta a la empresa, es por 11.800 millones de colones.