Última Hora

La Contraloría General de la República advirtió que la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) destina "cuantiosos recursos" a la atención de la emergencia por COVID-19 sin contar con un Plan General de Emergencia. 

El ente contralor señaló a la institución la necesidad de contar con ese documento. "Es el instrumento previsto en la ley para canalizar de forma racional y eficiente los recursos", explicó Carolina Retana, gerente del Área de Servicios Ambientales y de Energía.

​​Según la auditoría, "constituye un riesgo frente a circunstancias de estrechez fiscal como la que actualmente enfrenta el país, en la que cada colón se debe destinar certeramente a la atención de la emergencia, de forma que la aplicación del gasto maximice los beneficios y contribuya a reducir las afectaciones derivadas".​​​

La Contraloría General de la República (CGR) señaló que el ritmo del gasto mensual del Fondo Nacional de Emergencias es casi cinco veces superior al proyectado para este 2020.

"Los recursos destinados a la atención de la emergencia por parte de la CNE, provienen del Fondo Nacional de Emergencias, y ascienden a 18.070,7, 5.242,4 y 3.690,2 millones, en abril, mayo y junio de 2020, respectivamente, para un promedio mensual de 9.001,1 millones. Estas cifras difieren significativamente de los 1.621,9 millones promedio mensual de gasto proyectado por la CNE para 2020", se lee en el informe.

Falta información pública

Otro de los señalamientos de la Contraloría es que la CNE no ha publicado información completa en su página web oficial sobre los recursos del Fondo Nacional de Emergencias que han sido utilizados en la atención de la pandemia. 

"Poner a disposición de la población y partes interesadas información completa, es esencial para la articulación de los órganos, estructuras, métodos, procedimientos y recursos de diferentes instancias públicas y privadas involucradas en la atención de la emergencia, así como para hacer confluir hacia un mismo fin las acciones de forma concertada y sistémica, de conformidad con el artículo 30 de la Constitución Política de la República de Costa Rica, y los principios establecidos en el artículo 3 de la Ley 8488", advirtió el ente contralor.

Según el informe, la página solo muestra el monto global de gastos presupuestados para atender la emergencia y su ejecución a junio de 2020, "sin proporcionar información que permita advertir el ritmo de las erogaciones y establecer la suficiencia o necesidad de recursos, lo cual se podría aproximar a partir de un mayor detalle de los ingresos recaudados y disponibles, su fuente de financiamiento, así como su aplicación por rubros de gastos".

Respuesta

La CNE garantizó, por medio de un comunicado de prensa, una inversión responsable de los recursos. "A diferencia de otros eventos, se hace imposible contar con una proyección del gasto por la complejidad y duración de esta emergencia sanitaria", indicaron.

"La institución ha destinado recursos para la ayuda humanitaria por un monto de 17.393 millones de colones, que responden precisamente a las necesidades apremiantes de la población afectada durante esta primera fase de la emergencia", aseguran.

Según la institución, la inversión durante la primera fase tiene respaldo en los informes de situación emitidos por los comités de emergencias y las contrataciones administrativas, que justifican su necesidad. 

"En relación con la necesidad de elaborar el Plan General de la Emergencia que señala en informe de la CGR, es importante destacar que dicho plan es un instrumento de planificación para otra fase de la emergencia:  la de reconstrucción, definido así en la Ley Nacional de Emergencias 8488", aclaró la CNE.