Por Yessenia Alvarado |30 de septiembre de 2022, 22:36 PM

El Banco Central iniciará el retiro de los billetes de 10 mil impresos en papel o algodón a partir de este sábado.

A algunos consumidores les gusta el cambio, a otros, no tanto, señalan ventajas y desventajas en los nuevos billetes. 

Muy atento a las noticias, Yeiner Cárdenas sabe que, a partir de este sábado, en alguna tienda, supermercado u otro comercio podrían no aceptarle los viejos billetes, pero hay algo que le preocupa.

“Tiene sus desventajas, cuesta mucho manejarlos, se resbalan más, es más fácil que se le caigan a uno, se deslizan más fácil”, agregó.

A diferencia del joven, otros más bien ven ventajas en los nuevos billetes.

“Es mucho mejor, así va a costar mucho que le metan a uno billetes falsos, es más difícil que los falsifiquen”, contó Luis Paulino Saborío, consumidor.

En este proceso los comercios pueden aceptarlos como medio de pago o no, pero todas aquellas tiendas que los acepten no tendrán ningún problema para que su banco se los reciba.

“Es importante aclarar que los billetes no pierden su valor, simplemente el comercio decidirá si se lo reciben o no”, Marvin Alvarado, exdirector división valores BCCR.

Desde este primero de octubre los billetes de algodón o papel pierden su característica como medio de pago, pero conservarán en todo momento su valor monetario, lo que implica que ninguna persona que los conserve perderá su dinero.

Los comercios o las personas pueden negarse a recibirlos, pero los bancos si deben seguir aceptándolos a sus clientes.

La recepción de estos billetes en las entidades financieras se mantendrá de forma indefinida.

Desde hace meses conviven en el mercado los billetes de 10 mil de la vieja familia, junto con los billetes de polímero.