Última Hora

El Consejo Superior de la Corte Suprema de Justicia acordó dar audiencia a los jueces de la Asociación Costarricense de la Judicatura (Acojud) para conocer sus opiniones respecto a los cambios que se analizan en el proceso judicial de flagrancia, según informó Adriana Orocú, presidenta de la agrupación.

Según un acuerdo del Consejo planteado la semana anterior, se analiza la posibilidad a lo interno del Poder Judicial de pasar a jueces que resuelven casos en flagrancia y trasladarlos a la jurisdicción ordinaria. Acojud considera que esto podría significar el cierre de este procedimiento especial en algunas regiones.

Orocú sostuvo que días atrás solicitaron públicamente al Consejo que cualquier decisión en ese sentido debería tomarse después de escuchar a los jueces, que son los que conocen de primera mano como funciona este proceso en la práctica.

Flagrancia es un procedimiento especial que permite realizar juicios de manera más expedita, pues considera se juzgan a personas que, en principio, habrían sido detenidos infraganti, o sea en el momento de la comisión del delito, y se supone que la prueba no ocupa mucho tiempo para ser presentada.  

En otras palabras, los casos que se procesan bajo flagrancia son aquellos en que el autor del delito es sorprendido en el momento de cometerlo, mientras sea perseguido o cuando tenga objetos o presentes rastros que hagan presumir vehementemente que acaba de participar en el hecho punible.

En teoría un proceso de flagrancia debe durar días. Ocurre distinto en la jurisdicción ordinaria, en la que los procesos en ocasiones demoran meses o años.