Última Hora

El Consejo Superior de Educación expresó su total indignación y molestia contra las pruebas FARO; calificó el cuestionario de factores asociados como una "tortura" y pidió explicaciones al Ministerio de Educación Pública (MEP).

El Consejo aprobó la transformación de las pruebas de Bachillerato a las de FARO desde febrero del 2019 en primaria y secundaria, con el objetivo de evaluar el desarrollo de los aprendizajes logrados.

Según dicen, las preguntas de las pruebas que se realizaron la semana anterior fueron "muy distintas" a las presentados por el MEP al Consejo. Además, fueron diferentes a las preguntas aplicadas en el plan piloto.

"Lamentablemente, la forma en que se diseñó y realizó esta primera aplicación de las pruebas FARO a estudiantes de quinto año de primaria resulta completamente impropia e inaceptable, tanto por la duración de la prueba en sí como por la complejidad y el tipo de las preguntas realizadas", comunicaron.

En principio efectivamente se contempló la aplicación de un cuestionario de factores asociados al rendimiento del estudiante, pero aseguran que "debía ejecutarse de forma razonable y sensible".

Calificaron las preguntas de excesivas, inapropiadas, abusivas, sensibles para estudiantes de 10 años, quienes estuvieron estresados durante la prueba.

"Consideramos que los instrumentos de factores asociados aplicados no cumplían con los requisitos de confiabilidad y validez indispensables en cualquier prueba, y más bien evidencian un abuso de la razonabilidad y la proporcionalidad, especialmente pensando que se trata de estudiantes de quinto año de primaria."

Ante esta situación y pese a que la ministra, viceministra y el encargado del departamento renunciaron, el Consejo Superior de Educación pide sentar responsabilidades.

El MEP tendrá 15 días naturales para brindar una explicación e informe sobre lo ocurrido. Además, deberá suspender estas preguntas para las pruebas FARO de estudiantes de secundaria.

Youtube Teletica