Última Hora

Las organizaciones criminales que operan en el sur de la capital alquilan y compran, por medio de la amenaza, viviendas para instalar bunkers donde se vende y consume droga.

Cada una de estas estructuras deja, al menos, 1 millón de colones por día a estos grupos delictivos. (ver video adjunto)

Telenoticias ingresó a dos de estos sitios. Uno de ellos fue el de Sagrada Familia, de una organización conocida policialmente como “Los Lara”, pero que en el sitio tiene un gerente de apellido Rodríguez, a quien las autoridades conocen con el alias “De Pioja”.

Durante la incursión oficiales del Grupo de Apoyo Operacional de la Fuerza Pública descubrieron que un pequeño espacio había 40 personas, en su mayoría consumidores de crack.