Última Hora

La confianza del consumidor ‘prácticamente se desplomó’ en agosto, así lo afirmó Johnny Madrigal Pana de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR). Él presentó, este miércoles, los resultados del Índice de Confianza del Consumidor al mes de agosto 2020.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) cayó a 28.3 puntos (-8.4) y registra una cifra pesimista: la más baja desde el 2002.

La clasificación de los consumidores refleja la caída de la confianza en los últimos tres meses, pues los pesimistas aumentaron de 32,9% a 47,4% y los optimistas disminuyeron de 9,0% a 5,4% . 

Esto significa que, actualmente, por cada consumidor optimista existen casi nueve pesimistas, cifra que hace tres meses era casi de cuatro. 

Además, se espera un deterioro de la situación económica personal, esto por el aumento de tasas de interés (de 48% a 54%) y cayó la expectativa por un ingreso familiar en mayo (de 41% a 32%).

Asimismo, se mostró la pérdida en capacidad de compra (38% a 45%) y los hogares están perdiendo la capacidad de realizar gastos discrecionales (21%).

Sobre las expectativas en torno al precio del combustible y al tipo de cambio son cada vez más negativas (68% y 67%, respectivamente).

Los resultados también revelaron un deterioro en la calificación a la política económica, bajó de 23,5% a 15,9% y quienes consideran que se está haciendo un trabajo pobre aumentaron de 37,1% a 50,4%.

Otro dato relevante es que las personas no consideran el momento actual como indicado para comprar bienes duraderos como una casa (79%) y un carro (90%).

"En ambos casos, las magnitudes revelan una valoración bastante
negativa hacia la compra de bienes duraderos, por lo que es difícil, aunque no imposible, que sigan incrementándose", indicó el investigador.