Última Hora

Unas pantallas ubicadas a la par de la estación de pesaje en Ochomogo empezaron a funcionar como prueba en marzo anterior.

La intención en primera instancia era que los conductores aprendieran a disminuir la velocidad cuando pasaban por este sector y así evitar un accidente.

Sin embargo, desde que se pusieron en funcionamiento se han logrado comprobar otros aspectos importantes, tales como el hecho de que muchos sobrepasan la velocidad permitida.

La carretera frente al pesaje está claramente marcada con 60 Kilómetros por hora, así deberían transitar los conductores, sin embargo muchos no lo hacen.

Las pantallas muestran una alerta de color verde cuando el conductor maneja correctamente, en color naranja cuando sobrepasa lo permitido y en color rojo cuando definitivamente la velocidad es exagerada.

Los vehículos quedan grabados en cámaras y de inmediato se registra el número de placa de este.

Por el momento los conductores no corren riesgos de ser multados, ya que el Tránsito no puede utilizar esta prueba para hacer infracciones.