Última Hora

Nacional

Condenado rompe el silencio: ¿Qué pasó con el millonario botín del robo al Banco Nacional de Cóbano?

Exgerente bancario dice que dos personas llevan una vida de lujo con ese botín mientras él pasa necesidades

Rodolfo González 22/7/2019 17:08

¿Recuerda usted el sonado caso de un exfuncionario bancario que quedó grabado sacando bolsas repletas de dinero de una entidad financiera? Una reveladora entrevista abrió un nuevo capítulo en esta inusual historia.

Juan Carlos Quesada, el exgerente del Banco Nacional de Costa Rica en Cóbano condenado por la sustracción de 375 millones de colones en el 2013, aseguró estar arrepentido por lo que hizo, al mismo tiempo que denunció que dos personas están disfrutando de todo ese dinero, mientras él pasa necesidades.

Las declaraciones las dio este lunes por la noche en el noticiero 5 noticias en el medio Canal 5 Guanacaste, dirigido por Edward Alfaro.

La sustracción de dinero ocurrió el 19 de enero del 2013, cuando Quesada sacó del banco la plata, pero quedó grabado en un video de seguridad, lo que permitió el arresto y posterior condena de ocho años de prisión.

Arrepentido por lo que hizo

En la página de Facebook del noticiero se puede observar la entrevista completa en la que Quesada dijo que estaba muy arrepentido por delito que cometió.

El exgerente dijo que luego de sacar la plata en bolsas esperó a varias personas que llegarían ayudarlo, pero no aparecieron.

Al verse sólo en medio de la noche con el botín, llamó a un tercero que lo trasladó hasta Pérez Zeledón, donde escondió los 375 millones durante más de un año.

Quesada dijo que una persona muy “recta y honrada” le custodió ese dinero hasta que le dijo que “ya no podía guardárselo más”, razón por la cual envió a conocidos suyos a recoger los millones.

¿Qué pasó con la plata?

El dinero llegó a Liberia y quedó en manos de dos hombres y una mujer, a los que había que estar llamando “hasta 20 veces por día” para pedirles plata.

“Antes de ser condenado a prisión yo le pedí a una de estas personas que le cancelara una hipoteca que tenía su madre por 10 millones de colones, pero este hombre dijo que no, que no importara que se perdiera, pues él podía complarle otra. Sin embargo, estando en la cárcel me enteré que la vivienda de mi madre había sido rematada”, dijo el entrevistado.

Según Quesada, las personas que se dejaron el dinero empezaron a comprar propiedades en Guanacaste.

Cuando él salió de la cárcel, en octubre anterior, fue a la casa de la mujer que tenía la plata pero ella le ofreció “tan sólo 25 mil colones”.

Quesada siguió visitándola reiteradamente pero al final ella le habría dicho que “no tenía nada que hablar con él”.

“El sinvergüenza número uno soy yo, pero hay tres sinvergüenzas más. Uno ya murió pero otros dos están viviendo una vida de lujo”, manifestó Quesada, al mismo tiempo que añadió que le gustaría que el Ministerio Público investigara a esas personas.

“375 millones y no pudieron pagar una miserable una hipoteca de mi mamá” sentenció el entrevistado.

Antes de concluir el programa, Quesada indicó que piensa visitar a la Fiscalía y posteriormente podría decir los nombres de quienes están disfrutando de ese jugoso botín.