“Los costarricenses pueden estar tranquilos, ya que estamos trabajando de la mano con el Gobierno para tener las cantidades suficientes en el tiempo adecuado”, dijo Isabel Quirós Sánchez, directora Ejecutiva de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), ante la consulta de Teletica.com sobre el abastecimiento del grano durante la emergencia nacional y los próximos meses.

El arroz es un ingrediente fundamental en la mesa de todas las familias del país, por lo que un desabastecimiento podría provocar una crisis nacional aún mayor de la que ya se vive.

Según el sector arrocero, a la fecha, han planificado las líneas de trabajo que permitan tener el abastecimiento oportuno para Costa Rica: hay suficiente arroz para cubrir la demanda de las próximas semanas.

“Conarroz, como ente rector del sector arrocero, trabaja para que el desabastecimiento no se dé y se trasladó la solicitud de abasto al Gobierno, la cual se encuentra en proceso de formalización. Este sector reúne a las industrias que apoyan la producción nacional y, en conjunto con todos los productores arroceros, aseguran la cantidad de arroz requerida en nuestro país hasta para el mes de diciembre 2020”, señaló Quirós.

Ante la situación que se vive por el Covid-19, la Corporación asegura que ha hecho los análisis del comportamiento del mercado y, en conjunto con el Gobierno, se están formulando planes para reactivar la producción de arroz y ampliar las áreas de siembra; estos incluyen activar opciones de financiamiento y seguros agrícolas adecuados para la gestión de riesgos climáticos, con el fin de asegurar la alimentación de los costarricenses.  

 

Hasta el momento, el sector arrocero no tiene pérdidas económicas generadas por el coronavirus.


“En este momento, las regiones productoras de arroz que inician la siembra son Región Brunca y Pacífico Central y tenemos cosecha en la Huetar Norte y la Chorotega. Hay preparación de terrenos en cuatro de las cinco zonas arroceras. Conarroz brinda asistencia técnica y se tiene comunicación constante de las medidas sanitarias en pro del bienestar de nuestros productores”, agrega la Presidenta Ejecutiva.

También están en comunicación constante con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para que se genere una política que ayude a la reactivación del sector.