Última Hora

La Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape) colocó en un año poco más de ₡1.337 millones en créditos mediante su fondo de avales, que respalda los préstamos a las poblaciones indígenas y los sectores más pobres del país.

El fondo fue creado en setiembre de 2019 como una forma de alcanzar a poblaciones que no llenaban las condiciones mínimas para acceder a créditos mediante las vías habituales.

Esa herramienta permite flexibilizar requisitos y suprimir la garantía de crédito que es indispensable en condiciones normales.

En este año la Comisión reportó apoyo a cientos de jóvenes de todo el país, pero especialmente de zonas de Golfito, Buenos Aires, Talamanca, Guatuso, Pérez Zeledón y Cartago.

“A pesar de que en Conape tenemos una política institucional de mantener garantías blandas y accesibles, muchas personas, aun así, no tienen posibilidades de cumplir con este requisito y aportar una garantía sobre el préstamo, por esta razón no pueden ser sujetos de crédito ante bancos, cooperativas o financieras.

“Ante esta dificultad y con el propósito de ayudar a esa población se creó el Fondo de Avales que flexibiliza los requisitos y les permite a estos estudiantes tramitar su préstamo sin aportar dicha garantía”, explicó Róger Granados, jefe del Departamento de Crédito de Conape.

Los recursos del fondo son exclusivos a personas que se encuentran en condición de pobreza básica, pobreza extrema o vulnerabilidad socioeconómica, de acuerdo con el registro del Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios del Estado (Sinirube).

Asimismo, dichos recursos también están destinados a las personas de comunidades indígenas.

En el 2019, se aprobaron préstamos garantizados con el Fondo de Avales por ₡153 millones, mientras que en este 2020 esa cifra aumentó en los ₡1.183 millones.

La mayoría de esas solicitudes son para carreras en las áreas de Educación, Ingenierías, Salud, Administración y Derecho.

“Este año, hemos visto un importante aumento en las solicitudes de préstamos realizadas por personas de escasos recursos o de comunidades indígenas, tanto así, que CONAPE debió reforzar su presupuesto inicial para el Fondo de Avales, con 90 millones adicionales, pues el monto establecido para este 2020 era de ₡1.125 millones”, añadió Granados.

Las personas interesadas en optar por este financiamiento para educación, inicialmente deben realizar la solicitud formal dirigida a la Sección de Gestión y Análisis de Crédito y demostrar su condición socio-económica o indígena.

Una vez se apruebe su ingreso a este Fondo, deberán continuar el proceso normal establecido para todos los solicitantes de préstamo, aportando iguales requisitos, con excepción de la garantía. Esto lo realizan ingresando a la página www.conape.go.cr.