Última Hora

Tal parece que algunas personas todavía siguen sin entender la magnitud de la emergencia a la que el país y el mundo se enfrenta y siguen sin hacer caso al llamado de las autoridades a no salir de casa.

Tal es el caso de la Zona Norte, donde la policía detuvo una mejenga y también un partido de béisbol entre vecinos.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), en el barrio Las Nubes de Los Chiles ubicaron a varias personas jugando bola, por lo que los oficiales procedieron a abordarlos para explicarles la importancia de evitar realizar actividades grupales.

“Al final, todo el grupo de futbolistas obedeció la orden girada por los oficiales del Grupo de Apoyo Operacional de la Región Chorotega Norte de irse para la casa”, relata el MSP.

Mientras tanto, en Pocosol de San Carlos se desarrollaba un partido de béisbol entre un grupo de jóvenes.

Tras ser abordados por la Fuerza Pública los jóvenes acataron la orden y se marcharon a sus casas.

Cabe destacar que este es el segundo partido de béisbol en menos de un día que la policía se ve obligada a detener.

Este Viernes Santo en la comunidad de La Cruz, distrito de Delicias de Upala, varias personas jugaban al béisbol en un potrero cercano.

Según el informe, en total había unas 25 personas entre jugadores y espectadores.

Al igual que en las otras ocasiones, los vecinos “entraron en razón” y suspendieron el juego.

Daniel Salas, ministro de Salud, reiteró una vez más este Sábado Santo en conferencia de prensa, para que el costarricense sea consiente y entienda que si salen de las casas la situación se puede salir de control.

“Recordemos que, en este momento, salir a lugares públicos es riesgoso, se está exponiendo a infectarse e infectar a otras personas. En la medida de lo posible, a menos que sea sumamente necesario, no salgamos, cumplamos la consigna, el virus está acechando, tenemos que replegarnos en nuestras casas para ganar la batalla”, expresó Salas.