Última Hora

El comisionado LGBTIQ de la presidencia, Luis Salazar, dejó su cargo en día histórico para la población sexualmente diversa.

Salazar había renunciado a su puesto como asesor legal desde febrero pasado tras verse envuelto en la polémica por la creación de la unidad presidencial de análisis de datos, UPAD.

Sin embargo, continuó con sus labores como comisionado presidencial para asuntos de la población LGBTIQ de forma ad honorem.

La renuncia de Salazar se hace efectiva el día en que entra a regir el matrimonio civil igualitario en el país.