Última Hora

A partir de este 24 de noviembre los comercios empezarán a sentir un alivio en sus finanzas, esto tras la entrada en vigor de los topes a las comisiones que cobran los bancos por el uso de datáfonos.

Ahora solo podrán cobrar máximo un 2,50% por cada transacción. Una disminución significativa, pues anteriormente las comisiones superaban en algunos casos el 10%.

Mientras que, en las operaciones de pagos en estaciones de servicio, las organizaciones de beneficencia, los servicios de transporte regulados Aresep y en los peajes se aplicará una comisión máxima de un 1,50%.

Según las estimaciones del Banco Central estos ajustes beneficiarán a más de 22.000 comercios del país, pues tendrán un ahorro de 36.600 millones de colones anuales.

Esto alcanzaría a todos los sectores comerciales. Las pequeñas y medianas empresas concentrarían el 80% del ahorro estimado.

Además, se estableció un cobro máximo de 20 mil colones mensuales por el uso del datáfono y su conexión el sistema de tarjetas.

Los datáfonos son uno de los medios de pagos más utilizados en el país, de ahí el impacto que tendrá esta ley.

Para el año 2019, el mercado costarricense cerró con un total de 8 millones 738 mil 902 tarjetas. De ellas 3 millones 127 mil 327 son de crédito y 5 millones 611 mil 575 de débito.

A partir del 1 de enero del próximo año los comercios deben prepararse para el cliente pueda efectuar por sí mismo el pago, sin entregar su dispositivo o tarjeta. Y los dispositivos deben estar al alcance del cliente para que pueda ver y comprobar el monto a pagar.