Última Hora

Apegados a los protocolos sanitarios, con alcohol en gel en la entrada de sus locales y resguardando la capacidad máxima permitida, el sector comercial aprovechó este fin de semana para aumentar sus ventas de cara al Día de la Madre.

Esto también se vio reflejado en el movimiento de personas en la capital.

Una gran cantidad de familias salieron este domingo a realizar compras, así quedó evidenciado en un recorrido de telenoticias por la capital.

La mayoría de las personas en la calle utilizaban cubrebocas o caretas. Mientras que en las paradas de autobús el comportamiento fue distinto.

A pesar de que este sábado se hizo un ajuste en las medidas sanitarias y las tiendas podrán abrir en cantones con alerta naranja durante los próximos 11 días, el permiso para circular es vehículo es muy restringido. Por eso los comercios aprovecharon este sábado y domingo con adelanto de ofertas y promociones.

El Día de la Madre es una de las fechas más importantes para los comercios, pero este año será distinto.

Los descuentos y promociones se mantendrán durante todo el mes, de esta forma muchos comercios esperan recuperarse de la crisis provocada por el COVID-19.

El sector comercial mantiene su compromiso de acatar las medidas sanitarias y recalcan la necesidad de seguir operando.

Cerca de 137 mil personas dependen de los empleos generados por el sector comercial.